Crítica: Horns

Crítica: Horns

Ha tenido que alejarse del terror, y sobretodo de los remakes, para que Alexandre Aja filme su mejor película desde hace unos cuantos años, lo cual tampoco es tan grave si tenemos en cuenta que Mirrors no estaba al final tan mal y el remake de Piraña era una gamberrada gore con el único propósito de divertir. Horns tiene un poco de todo, básicamente es un thriller sobrenatural, pero no le falta ese punto de gamberrismo con mucho humor negro, ni una tierna historia de amor.

Está protagonizada por un muy creíble Daniel Radcliffe, cada vez más alejado del personaje que le dio la fama, que interpreta a un joven acusado de asesinar a su novia de toda la vida. Los reporteros acechan en la puerta de su casa y todo el mundo le cree culpable, incluso sus padres. En medio de este adverso clima de agobio e impotencia, a nuestro protagonista le empiezan a crecer cuernos, que además de otorgarle un peculiar aspecto físico, tienen la peculiaridad de hacer sincerar a la gente y que le cuente sus secretos más ocultos, lo cual da lugar a situaciones inverosímiles y de lo más divertidas.

Supongo que buena parte del mérito debe tenerlo la novela que no he tenido la oportunidad de leer, y la película no se corta un pelo en mostrarnos algunas situaciones de lo más salvaje e irreverentes, como la de la clínica o la del bar, un punto de humor negro y surrealista que la película sabe aprovechar muy bien. Luego no deja de tener una estructura básica de thriller en el que aprovechando sus nuevas cualidades, el protagonista decide encontrar por su propia cuenta al asesino de su novia a la vez que vamos descubriendo como fueron sus últimas horas y secretos ocultos por sus amigos y familia.

Aja mete todos estos diferentes estilos en la coctelera y consigue que le salga una película muy bien orquestada con el punto justo de cada elemento y todo rodado de manera elegante e incluyendo a veces recursos visuales sutiles. Desde luego tiene una muy buena primera hora y luego se empieza a desinflar un poco, pero se recupera en un estupendo final de traca donde Aja no se corta un pelo y da rienda suelta a su lado más oscuro y gore. Y además con una selección musical de lo más atractiva, con lo que casi no nos falta de nada.

Hemos hablado de Radcliffe, pero creo que hay que destacar un elenco de secundarios de lo más interesante en un casting muy bien realizado donde evidentemente destaca Juno Temple, siempre fantástica, Max Minghella, Kelli garner, David Morse, o una Heather Graham en un papel poco digno, por corto, de la fama de esta actriz, como tenemos que vernos.

Horns es una divertida gamberrada, pero logra ser mucho más e ir mucho más lejos con un guión muy bien cuadrado que aunque acaba pecando bastante de previsible, no es nada complicado adivinar quien es el asesino, no acaba importando demasiado, no es su propósito sorprender en ese aspecto. Horns es más una historia de amor, de amistades de la infancia y de venganza contada de una manera muy original y sobre todo divertida y con mala leche.

horns poster 2

Puntuación
15out of 5

3.8

3.8 out of 5
No te arrepentirás

Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com