Crítica: Harbinger Down

Crítica: Harbinger Down

El cine de monstruos no me está resultando nada satisfactorio últimamente, si no hace mucho me quedaba bastante desilusionado con Stung, ahora es el turno de otro de esos prometedores films de la temporada, Harbinger Down, que es si cabe inferior a la antes mencionada.

La película nos sitúa a borde de un barco pesquero en un entorno gélido con el trabajo de pescar cangrejos, a la vez que lleva a un grupo de estudiantes que harán un seguimiento a un grupo de ballenas para determinar los efectos en ellas del calentamiento global. Todo empezará a ir mal cuando se topen con una vieja cápsula rusa.

Harbinger Down es el debut en la dirección del especialista en efectos visuales Alec Gillis, y tenia el aliciente de estar rodada con efectos tradicionales, nada de digital. Creo que ya va siendo hora de empezar a pasar página, se que la nostalgia hace mucho y aunque se eche de menos ciertas técnicas en ocasiones, y vale que el CGI barato es horrible, ya hace años que se viene demostrando que una combinación de ambas técnicas acostumbra a dar los mejores resultados.

Si que es verdad que hay escenas que funcionan muy bien con los efectos tradicionales, que son la mayoría, pero si que hay otras que cantan a la legua, que vale que tienen su encanto, pero si nos quejamos cuando los efectos digitales son cutres, aquí deberíamos aplicar la misma vara de medir. Y eso que ya no me voy a meter con que si el homenaje claro y evidente a The Thing acaba pesando más de la cuenta y lastrando un aspecto visual que suena demasiado a muy visto y poco original.

De todas maneras, Harbinger Down adolece de otros males de mucha más importancia, uno es un guión que puede funcionar más o menos bien en su primera mitad, pero que desde que el monstruo hace su aparición se vuelve un caos imposible de seguir. O me cuentas de donde proviene el monstruo o no me lo cuentas, y si decides contarme una milonga de ciencia ficción, al menos convénceme un poco, pero no me dejes a medias, te inventes cosas porque sí como que la sustancia puede ser líquida y sólida depende como le apetezca, que la gente se contagie cuando le parece y que unos tienen unos efectos y otros no, y disparates por el estilo. Total, que me invento que todo es causa de unos tardígrados que han mutado y me quedo tan pancho.

El plantel de actores tampoco ayuda, son prácticamente todos pésimos, con el gran Lance Henriksen siendo de lo mejorcito al menos. Todos interpretan a unos personajes incapaces de escapar de los estereotipos más trillados, lo del profesor en plan cabroncete, por poner un ejemplo, está demasiado forzado, o lo de la rusa dura bebiendo vodka

La película tiene más ambición que ser una simple serie B, pero no logra desprenderse de esa etiqueta en ningún momento. Gillis será muy grande con los efectos especiales, pero creando tensión, siendo coherento con el monstruo que presenta y sabiendo aprovechar lo claustrofóbico del barco fracasa estrepitosamente, hasta REC 4, por poner un ejemplo similar reciente de mismo escenario, con todos sus defectos, sabia sacarle partido a este espacio cerrado. Nada, otra decepción más esta temporada, seguiremos buscando la película de monstruo que convezca, que seguro tiene que haberla.

harbinger Down poster

Puntuación
6out of 5

1.6

1.6 out of 5
Bastante floja

Etiquetas en este artículo:
Bastante floja

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com