Crítica: Ghost Machine

Ghost Machine nos presenta un thriller con tintes de ciencia ficción, cine bélico y fantasmas, una curiosa mezcla con mucho potencial y buenas ideas pero muy pobre en su desarrollo. La parte tecnológica es la que sale más bien parada y la que despierta más interés, pero cuando se empieza a mezclar con la presencia fantasmal acaba bajando el listón de manera estrepitosa.

Nos encontramos con que el ejército está desarrollando un sistema de realidad virtual para entrenar a sus hombres en combate con simulaciones lo más reales posibles. Uno de los encargados del equipo, se lo lleva el fin de semana para jugar con unos amigos en una vieja prisión abandonada. Allí instalaran el juego y lo que pretendía ser una velada de diversión se acaba convirtiendo en pesadilla cuando el fantasma de una joven asesinada en la prisión se cuele dentro del juego.

El film arranca bien con las explicaciones de la nueva tecnología y cuando la instalan en la tétrica prisión, pero una vez entra en escena el fantasma, el film cambia de rumbo y se convierte en un slasher con poco que aportar. Si algo se echa en falta es un poco más de originalidad visual a la hora de mostrarnos la realidad virtual, se nota que no había mucho presupuesto para efectos especiales, pero se lo podían haber currado un poco más.

Por no haber, no hay ni originalidad en la historia del fantasma, y su relación con cierto miembro del ejército no podía estar más forzada, siendo del todo innecesaria. Ghost Machine acaba aburriendo cuando pasa a centrarse en escenas de persecución del fantasma con los protagonistas perdidos dentro del juego vestidos de militares con sus armas intentando darle caza. Tampoco se da mucha cancha al gore y a las muertes desagradables, y eso que la cadena que lleva la chica fantasma daba para mucho más.

No faltan las incongruencias del guión según le viene en gana, que no te puedes quitar los cascos en medio del juego, y luego te los quitas y no pasa nada pero el resto no puede hacerlo y varias cosas más típicas de películas con ordenadores de por medio que van y hacen lo que quieren y cuando quieren.

Al final se nos descubre ha donde quiere llegar a parar Ghost Machine,  cuando se nos revela el autentico propósito del juego en la prisión en una conclusión bastante interesante con una buena idea que lamentablemente no han sabido desarrollar lo suficiente y que es la única sorpresa algo innovadora que nos aporta el film pero de la que pronto se pasa a un final sorpresa más conservador y más efectista.

Enlaces relacionados: Trailer de Ghost Machine


1 comentario

Deja un comentario
  1. TOPO
    TOPO 7 enero, 2010, 09:10

    Qué putada que lo interesante sea la conclusión, porque básicamente dejé de verla por aburrimiento cuando tienen el primer encontronazo con el fantasma…

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com