Crítica: Faults

Crítica: Faults

Ansel Roth es un pobre desgraciado venido a menos al que todo le ha salido mal, experto en sectas y cultos, y en su control mental, ha perdido su programa televisivo, su segundo libro es un absoluto fracaso, su mujer le ha abandonado y como vemos, llega a rebajarse a niveles insospechados en una absoluta falta de dignidad para su persona.

Su editor le amenaza para que le devuelva el dinero invertido en su libro, con lo que se verá forzado a aceptar un trabajo de desprogramación de una joven cuando sus padres le piden ayuda. Claire ha sido captada por una secta y su plan de desprogramación consiste en secuestrarla y aislarla en una habitación de hotel y hacerla entrar en razón, algo que parece a priori una tarea sencilla o al menos no tan complicada para un hombre con experiencia como él.

Pero las cosas no van a mejorar para Ansel, incapaz de asumir el control en algún momento de la situación, se ve constantemente superado por las circunstancias y su total falta de autoridad, a este hombre nadie le hace caso, los padres de ella van a su bola y le cuestionan en todo momento, su editor le presiona cada vez más y Claire esta resultando ser un reto mucho más problemático de lo que imaginaba, su vida se está convirtiendo en un infierno del que parece dificil escapar.

Faults es la primera película de Riley Stearms y su mayor logro es ofrecernos una increíble actuación de Leland Orser, un eterno secundario que aprovecha su oportunidad de protagonismo creando a un personaje complejo, un pobre desdichado con buenas intenciones secundado por una excelente Mary Elizabeth Winstead como Claire interpretando a una misteriosa y no tan indefensa jovencita que ha sido cautivada por una secta.

Ambientada prácticamente en el interior de una habitación de un hotel, Stearms nos hace entrar en un juego en donde nada acaba siendo lo que parece y creando una situación de tensión y de agobio sutil in crescendo que funciona gracias a sus personajes, sobre todo a la lastima que uno acaba sintiendo por Ansel, que ve como se le va escapando todo poco a poco.

Stearms, que firma el guión, construye un film sólido y con más matices de lo que parece en principio que nos conduce hacia un inesperado final cuando la sensación de desasosiego empieza a ser angustiosa. Faults es una de esas pequeñas cintas que merecen la pena ver, diferente y que te atrapa a pesar de su ritmo tranquilo hasta hacerte sentir ese agobio y esa ansiedad que transmite su personaje central.

faults poster

Puntuación
14.5out of 5

3.7

3.7 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com