Crítica: In Your Eyes

Crítica: In Your Eyes

Joss Whedon está que no para, entre Los Vengadores y el universo Marvel cinematográfico, la serie Agents of S.H.I.E.L.D., su film en pequeño formato Much Ado About Nothing, y vete a saber que más cosas tiene entre manos, nos llega este sencillo film llamado In Your Eyes, el cual escribe y produce mientras que la dirección cae a manos de un prácticamente desconocido Brin Hill. Whedon anunció en el Tribeca Film Festival que In Your Eyes estaría disponible en streaming al terminar su presentación y por periodo de 72 horas, tal y como os dije ayer. El film se puede ver a través del servicio VOD de Vimeo por el módico precio de 5 dólares, que al cambio vienen a ser unos 3,60 euros, y ya os digo que merece sobradamente la pena, a pesar de que el servicio de Vimeo tiene mucho que mejorar.

In Your Eyes empieza con una sutil escena en sus títulos de crédito, que vimos ayer, en la que nos pone en poco tiempo en situación. Un niño y una niña en dos lugares completamente distintos se verán conectados entre ellos cuando la niña, que está en la nieve con un trineo, pierda el control de este y tenga un accidente. El niño, que está en una clase, sentirá como la chica se lanza y se acaba estrellando contra un árbol, viviendo la experiencia como si le estuviera pasando a él.

Una pequeña escena con la que nos queda bien claro lo que puede suceder entre los personajes. Y entonces avanzamos hasta la actualidad, con nuestros protagonistas, Rebecca y Dylan, ya mayores y viviendo sus respectivas vidas, que son muy distintas la una de la otra. Dylan es un pobre diablo de buen corazón que acaba de salir de prisión por robo y está con la condicional. Sobrevive en su caravana con un trabajo de limpia coches. Ella parece todo lo contrario, tiene una vida a la que parece no faltar de nada, casada con un médico de reconocido prestigio. Ninguno de los dos parece ser feliz, como si sintieran que les falta algo, y esa conexión que tuvieron de niños aun perdura a día de hoy en determinadas ocasiones.

No quiero entrar en más detalles de la trama, creo que es mejor que lo descubráis por vosotros mismos, y veréis como In Your Eyes es una deliciosa comedia romántica con tintes fantásticos que es muy capaz de emocionar y de conmover a medida que vamos viendo como los dos protagonistas se van haciendo cada vez más y más íntimos. Whedon firma un guión sencillo al que sabe sacarle mucho provecho en una historia que en ningún momento cae en la cursileria, y Hill dirige con notable sobriedad en una película prácticamente con dos personajes que están en pantalla solos mucho rato.

Los dos protagonistas no son muy conocidos, pero realizan un gran trabajo ambos. A Michael Stahl-David lo hemos visto en Cloverfield y de secundario en alguna serie de televisión como Person of Interest. Su personaje es un buen chico que las circunstancias han acabado llevando al crimen, y que seguramente hubiera vuelto a caer si no fuera por Rebecca. A Zoe Kazan la hemos visto en otra gran comedia romántica como es Ruby Sparks, y le sienta fenomenal el papel de niña mona de grandes ojazos azules. Su personaje es inocente y tiene unas ganas locas de vivir y de sentir.

In Your Eyes es una pequeña gran película, es graciosa, tiene unos buenos diálogos y es inevitable no enamorarse de sus dos idílicos protagonistas destinados a encontrarse de una manera u otra. Es una de esas sorpresas que no te esperas que de vez en cuando te da el cine.

no te arrepentirás

 

 

in your eyes poster 1

 


Etiquetas en este artículo:
No te arrepentirás

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*