Crítica: Escuadrón Suicida

Crítica: Escuadrón Suicida

Me pareció una decisión de lo más extraña cuando Warner y DC anunciarón que iban a hacer una película del Escuadrón Suicida, las dos compañías aun no habían puesto como aquel que dice los cimientos en su pretendido nuevo universo de superhéroes y ya de entrada nos proponían adentrarnos en el mundo de sus supervillanos cuando aun no se había presentado siquiera a ninguno de sus héroes, salvo a sus dos grandes. Una decisión que viene a demostrar de nuevo que están construyendo la casa por el tejado y sin unas bases que den peso a sus propuestas, porque creo que esto lo presentas dentro de unos años, con las películas de superhéroes individuales ya en marcha, y la cosa cuaja un poco más.

El otro punto a tener en cuenta es que tras el descalabro de crítica y la tibia recepción del público de su propuesta estrella, Batman vs Superman, esta Escuadrón Suicida, recordemos que es tan solo la tercera película de este nuevo universo superheroico de DC, se ha convertido sin quererlo en un referente para volver a valorar lo viable de este macro proyecto a largo plazo, cuando en realidad debería haber sido una propuesta gamberra que se alejará del tono del resto de películas. Y aunque en parte lo es, también es cierto que peca de demasiadas concesiones y de no apostar en pleno por ello, lo cual la deja un poco en tierra de nadie, ya que en ningún momento acaba de encontrar su tono.

Nos tienen que presentar a un grupo de supervillanos, y lo hacen al principio a través de flashbacks, con mayor o menor gracia alguno de ellos, pero es un introducción bastante dinámica y sin que se pierda demasiado tiempo en ellos. Como conocedor de los comics y de los personajes, me es más que suficiente para situarme, no se ya el que se acerque con total desconocimiento si le quedarán las cosas muy claras en algún caso, pero es lo que tiene tener que montar un grupo coral a toda prisa, que no hay mucho tiempo para centrarse en todos.

En su día me extraño mucho que Will Smith se metiera en un proyecto de estas características, un actor de su reputación metido en un film coral de supervillanos parecía cuanto menos algo que no acababa de entenderse muy bien. Pero visto el resultado hay que decir que ha sido todo un acierto, Will Smith vuelve a hacer de Will Smith, el personaje de acción que tanta fama le dio hace años, y lo sigue haciendo estupendamente bien, siendo todo un revulsivo para su carrera un tanto en horas bajas. Smith es prácticamente el que más protagonismo adquiere y cuyo personaje está mejor tratado, tiene además las mejores escenas para lucirse.

Si en el casting resalta alguien más por encima del resto es Margot Robbie haciendo una Harley Quinn encantadora y bastante soportable dado lo irritable de su personaje y de sus constantes bromitas y puyas. No era fácil hacer que el personaje no acabara haciéndose insufrible, y aunque hay veces que roca la barrera, consigue salir airosa. Viola Davis haciendo de Amanda Waller no me acaba de convencer, su personaje pretende ir de dura todo el rato pero se queda en tan solo una pose que no logra ir más allá, salvo en cierta escena con los del FBI, que si me pareció relevante pero que luego no tiene continuidad.

El resto no pasa de meros secundarios algunos con mejor nota que otros, como Joel Kinnaman o un Jai Courtney bastante convincente por muy raro que parezca. Luego ya tenemos casos como lo del Joker, que debe ser una broma y el que lo ha doblado está en el ajo, no encuentro otra explicación a esta versión emo y patética del personaje que en ningún momento da miedo, sino que es más bien risible y seria de calle lo peor de la película si no fuera porque Cara Delevingne hace mucho más el ridículo como villana, con una sobreactuación de las que hacen historia, pero para mal.

La trama es la cosa más tonta del mundo, una excusa para meter a los reclutas del gobierno en una situación difícil en la que van avanzando por la ciudad a base de tiros contra una especie de seres que antes habían sido humanos, otra tontada para hacer gasto en efectos especiales ¿No hubiera sido mejor y más realista y crudo que hubieran dejado la apariencia humana? Ayer maneja bien las escenas de acción de este tipo, muchos soldados y muchos tiros, pero con el guión es incapaz de sorprender a medida que avanza, desembocando en una lamentable media hora final a la que se le pretende dar mucha épica y mucha cámara lenta y acaba siendo puro esperpento. Es más una peli de acción de esas de directo a DVD pero claro, con un muy buen envoltorio, mucho presupuesto, mucha pose molona y actores de peso, nada más.

El punto fuerte de la película, ya que su guión es de lo más simplón, debería haber sido los personajes, o ya puestos, tratándose de villanos, su irreverencia y su mala leche, pero ni los primeros quedan bien definidos, salvo los casos de Smith y Robbie, y el director tampoco tiene tiene demasiado tiempo para crear lazos entre ellos, ni la mala leche es la que cabía esperar, recordemos que se trata de una gran superproducción y que se pretende acercarse a todo tipo de público, el cual es ya de entrada el primer gran error a la hora de encarar una propuesta como la que nos ocupa. Lo cual deja a Escuadrón Suicida en medio de todo, no es la gran película que esperábamos, pero tampoco es un completo desastre, es más bien una decepción de lo que podría haber sido que otra cosa.

ss critica

Puntuación
9out of 5

2.3

2.3 out of 5
Se deja ver

Etiquetas en este artículo:
Se deja ver

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*