Crítica: Dying Breed

Otra película más vista de la serie After Dark Horrorfest, y lamentablemente otra que no consigue entusiasmarme lo más mínimo. No es que sea un autentico desastre, tiene ligeros apuntes que se salvan, pero el conjunto acaba siendo anodino y tedioso.

Y es que Dying Breed, aparte de no ofrecernos nada nuevo, no consigue siquiera acercarse a otros films de temática similar vistos recientemente como el fabuloso remake de Las Colinas Tienen Ojos o la gamberra secuela de The Wrong Turn.

Por si algún despistado aun no ha adivinado lo que se va a encontrar en Dying Breed, aclarare que se trata de caníbales que viven en remotos parajes de montaña. Para no perder la costumbre, tenemos a un grupo de jóvenes, un par de parejas, que se adentraran en el bosque y en una comunidad rural en busca de una explicación por la muerte de su hermana tiempo atrás con la excusa de llevar a cabo una expedición a la caza de una especie que se creía extinta de tigre de tasmania.

Se adentrarán en la selva y se toparan con una pequeña comunidad que vive en una especie de pequeño pueblo destartalado. Se quedarán a pasar la noche para emprender la marcha a primera hora y adentrarse en la selva en busca del tigre. Allí pasarán la noche en una cueva hasta que en mitad de la noche aparece el tigre, al ir tras él, se toparan con algo mucho más peligroso y mortal que el animal.

Y con todo esto ya se nos ha pasado media película en la que nos hemos hartado de la estupidez de uno de sus protagonistas, un personaje totalmente odioso pero que aparte nos ofrecerá algunas de las mejores escenas gracias a una ballesta.

Se intenta explorar, aunque sin mucho éxito, el conflicto moral de la gente del pueblo, que se debate entre ayudar al caníbal, o caníbales, o ayudar a los turistas que llegan de vez en cuando al pueblo, no quedando muy claro el porque de su ayuda y por que los protegen, o al menos a mi no me lo quedó.

Dying Breed nos cuenta lo que ya nos han contado antes, y además sin excesiva gracia. Por cierto, no hagáis caso del poster que aparece en el post, que da la sensación que estemos frente a un divertido film sangriento, no tiene nada que ver.


1 comentario

Deja un comentario
  1. Mauro Picotto
    Mauro Picotto 13 abril, 2009, 15:33

    El poster consigue resultarme desagradable, una lástima que sea lo de siempre.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com