Crítica: Digging Up The Marrow

Crítica: Digging Up The Marrow

Curioso experimento el que dirige Adam Green, en el cual hace de protagonista interpretándose a si mismo en un falso documental en el que investiga junto a un hombre que le ha escrito una carta en la que afirma que los monstruos existen y que él los ha visto y sabe donde viven.

Green se muestra tal y como es sin tapujos, e incluso sabe reírse de su mismo, como su manía por el maquillaje que esté perfecto o su faceta como actor para afrontar el reportaje. Esto es algo que los fans agradecerán, ver a su director en su día a día, pero creo que también el resto de los aficionados al género debemos apreciar el gesto de cómo el director nos enseña como es y su intimidad, dentro de unos límites, claro.

Poco a poco, el director se va metiendo más y más dentro de la historia que le explica este extraño hombre, queriendo creer lo que cuenta por encima de todo y poniendo todos los medios de su parte para verificar que realmente existen esos monstruos que el describe tan bien, pero con un evidente reparo a medida que las cosas no salen como él espera y que empieza a descubrir que no todo lo que le cuenta es verdad. Genial la escena de la Comic Con donde le cuenta a otros colegas lo que está haciendo.

El espectador sufre, al igual que Green, por saber si la historia es cierta o no, y por ver hasta donde les puede llevar, y sobre todo por saber más de este misterioso personaje que interpreta de manera solvente el gran Ray Wise. Hay momentos de duda y de incertidumbre en los que nos llegaremos a plantear si todo es parte de la locura del personaje, si es un montaje o si hay algo en realidad.

El experimento funciona bastante bien, pero acaba dejando demasiadas preguntas sin respuestas, a uno le gustaría saber algo más sobre lo que cuenta el personaje de Ray, y su desenlace resulta algo precipitado. Vamos, que uno se queda con ganas de más, porque al final se hecha en falta algo más de acción y de montruos, sobre todo de monstruos. Quizás Green se guarda bajo la manga una secuela, que todo es posible, ya que crea todo un nuevo concepto en el que seria muy fácil volver a incidir y mostrar más.

Digging Up The Marrow es uno de los films de Green creo que más originales y que más me ha gustado, y es sobre todo una oda a los monstruos, a toda esa gente que cree en ellos, que ha crecido con ellos viendo cine de género, es la ilusión por encontrar algo que no existe, y no para acabar con ello, sino para alabarlo y comprenderlo, porque como bien dice el film, un monstruos no es más que un paria de la sociedad, un marginado, un incomprendido.

Digging Up the Marrow poster

Puntuación
14out of 5

3.5

3.5 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

2 comentarios

Deja un comentario
  1. Fede
    Fede 15 marzo, 2015, 07:08

    Sin duda lo mejor de la película es que es muy bien intencionada. Pero como siempre, de la intención a los resultados… Supongo que todo pasa por el escaso presupuesto: pocos monstruos considerando que la cinta va sobre ellos. Y además, una vez vistos, mejor que no hubieran salido. Me encanta el concepto de Razas de Noche (la ciudad de Midiam, la realidad paralela, etc). Y también encantado de conocer a la MILF, digo perdón, a la señora de Green. El tío, campeón, frikazo pero bien servido.

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 16 marzo, 2015, 21:21

    Pues si, un poco de decepción con los monstruos, y lo poco que acaban saliendo, pero luego el resto no esta mal, y si, la mujer de Green es toda una MILF, jajaja

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com