Crítica: Creative Control

Crítica: Creative Control

Rodada en excelente y precioso blanco y negro, Creative Control nos lleva hasta un futuro no muy lejano donde la realidad virtual forma parte de la vida cotidiana. Benjamin Dickinson escribe, dirige y protagoniza el film dando vida a David, un publicista de éxito que tiene que ocuparse de la campaña de un nuevo producto revolucionario, unas gafas, de pasta evidentemente, de aparente apariencia normal, que en realidad ofrecen al que las llevan una experiencia de realidad aumentada y virtual, como tener el contenido de tu teléfono móvil¸ correos, mensajes, videos, cámara y otras cosas justo enfrente de ti.

Pese a lo interesante de indagar en esta tecnología, sus varias aplicaciones y sus repercusiones, se puede atisbar por un dialogo que la compañía que crea AUGMENTA, que es como se le llama a las gafas, quiere competir directamente con la que domina el mercado, la película nos ofrece tan solo pinceladas aisladas, tanto del producto como de la situación tecnológica, vemos que se usan móviles totalmente transparentes, el sueño húmedo de Apple, y vemos como se usan las gafas en algunas ocasiones, pero queda claro que Dickinson no quiere centrarse en la parte más de ciencia ficción, sino que es tan solo una herramienta más para mostrar lo que realmente le interesa, que es el declive y la caída en espiral de su personaje protagonista.

David es el típico ejecutivo despreciable que se pasa el día de postureo y de fiesta en fiesta, todo muy hipster y muy chic. Su novia trabaja como profesora de yoga y constantemente están chocando y discutiendo. David se pasa las noches bebiendo y de día tomando pastillas para aguantar. David suele quedar con Wim, un fotógrafo de modelos que es su mejor amigo. David comete el error de enamorarse de la joven novia de Wim, una modelo llamada Sophie, lo que hará que su mundo perfecto empiece a romperse en pedazos.

David acabará creándose un avatar con la imagen de Sophie y abandonándolo todo por estar con ella, abocando su vida a un vacio del que le será difícil salir y tomando erróneas decisiones que lo llevarán al límite o quizás a la salvación, aunque al final… Os dejo el resto en el aire porque realmente el giro final es de lo mejorcito y demuestra como de ruin puede llegar a ser el personaje.

Dickinson nos presenta un mundo de famoseo elitista con todas sus virtudes, un mundo de influencias, sexo, drogas y alcohol, vamos, todos los tópicos que ya conocemos, pero también nos ofrece la parte más cruda, y es que son personajes que no son felices, personajes que son todo fachada y que no saben salir de ese círculo vicioso que es tan guay pero que no les aporta nada.

Particularmente, me hubiera gustado un mayor acercamiento a su vertiente de ciencia ficción, pero hay que reconocer que la cinta tiene varios puntos a su favor, como una excelente fotografía en blanco y negro que le da un aspecto visual muy logrado entre lo retro y lo new age, con unos personajes bien definidos y diálogos muy bien llevados, y con un tono de humor muy irónico y sutil que puede costar de pillar en ocasiones. Pero en su contra hay que decir que hay momentos en los que parece que no acaba de avanzar, de que no pasa nada, sobre todo en su primera media hora, en la que la presentación de personajes y del entorno se hace un poco cuesta arriba.

Creative Control es una comedia dramática más que un film de ciencia ficción, avisado quede una vez más, una película que bien podría firmar un modernete Woody Allen más que algo cercano a Her, la excelente película de Spike Jonze, en donde a pesar de la historia romántica sí que también quedaba claro como la tecnología afectaba al comportamiento humano y nos contaba muchas más cosas sobre esta.

creative control poster

Puntuación
14out of 5

3.5

3.5 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

Sin comentarios

Deja un comentario
Sin comentarios aun Sé el primero en comentar este post

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com