Crítica: El Corredor del Laberinto: La Cura Mortal

Crítica: El Corredor del Laberinto: La Cura Mortal

Llega por fin el final de la saga de El corredor del Laberinto con su tercera entrega, que acierta del todo al no dividir su último libro en dos partes como han hecho algunas de ellas de manera no muy acertada, todo hay que decirlo, sobre todo la saga Divergente, que lo más probable es que finalmente se acabe quedando sin ofrecer una conclusión a la historia. Esta tercera parte llega con algo de retraso debido a que su protagonista tuvo un grave accidente mientras rodaban que ha causado que tardáramos 3 años en recibir el final cuando entre la primera y la segundo hubo tan solo un año de diferencia.

La Cura Mortal empieza con una espectacular secuencia de asalto a un tren donde se confirma una tónica que veremos a lo largo de toda la película, que los soldados de CRUEL tienen menos puntería que un stormtrooper miope. Es algo que suele ser habitual en el cine de acción, pero es que aquí hay ocasiones en que es bastante exagerado. Esta tercera entrega es la que más se aparta de la novela, algo que en Las Pruebas ya habíamos podido comprobar sobre todo en su segunda mitad, y suerte que lo hace, porque la tercera parte de la trilogía literaria es de lejos la más floja. Por suerte, Wes Ball logra remontar la saga tras una secuela algo floja, con una trama que guarda 3 o 4 puntos en común con su homónimo literario pero poco más, lo cual se agradece. Aunque no llegue a ser tan redonda como la primera entrega, es un final de lo más digno, algo que no todas pueden decir, ¿verdad Divergente?

Está claro que Wes Ball apuesta por la acción y la épica, ya la deja claro desde la primera secuencia hasta un final de destrucción masiva algo gratuito, muy vistoso, pero gratuito de todas maneras. En el camino se deja de ahondar un poco más en un par de cuestiones que se han ido repitiendo durante las películas, la primera sobre si vale la pena el sacrificio de unos pocos para salvar al resto, si es moralmente ético y si merece la pena, y la segunda cuestión, en la que sobre todo se incide en los libros, es la dualidad de CRUEL, sobre si es buena o mala, sobre si lo que hace es realmente para un bien mayor o solo busca el beneficio propio. Pero la saga ha dejado claro casi desde el principio que CRUEL es el malo de la historia, la típica corporación que solo piensa en sus intereses, perdiendo así la oportunidad de dar un poco de juego con el tema.

La Cura Mortal no deja de ser una ciencia ficción que nos muestra la lucha de unos pocos contra el poder establecido en un futuro post-apocalíptico. Con unos actores jóvenes que cumplen pero que tampoco destacan, ni siquiera las caras más reconocibles y adultas como Giancarlo Esposito, Patricia Clarkson o Aidan Giller, un villano más del montón.

El buen trabajo de dirección de Ball y un guión que sabe mantener el interés en una historia que aunque no profundice mucho en cuestiones que podrían ser más interesantes, es lo suficientemente atractiva como para atraparte e incluso acabar dejando buen sabor de boca, mejor que la segunda parte y desde luego, mucho mejor que el libro, creedme.

Puntuación
12.5out of 5

3.2

3.2 out of 5
Merece la pena

Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

2 comentarios

Deja un comentario
  1. Fede
    Fede 3 febrero, 2018, 01:59

    Le pasa un poco como a Star Wars Los Últimos Jedi: 15 minuticos menos y tendríamos un mejor resultado. Pero bueno, que sí, la peli cumple su función de entretener y algunos momentos mejor no preguntarse cosas. La puesta en escena tiene brio, tengo curiosidad por saber si Wes Ball será capaz de darnos algo mejor cuando dirija un mejor material.

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 7 febrero, 2018, 18:55

    Wes Ball ha mejorado bastante desde la primera película, a ver si le dan algo interesante que dirigir ahora.

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*