Crítica: Avatar: El Último Guerrero

M. Night Shyamalan cambia radicalmente de registro en su última película para adentrarse en el género de aventuras de fantasía adaptando la serie de dibujos animados Avatar. Los avances que habíamos visto prometían un film de cargado de acción y efectos especiales, y todos esperábamos que combinado con el toque característico del director fuera un film altamente disfrutable, cosa que lamentablemente no es así.

Shyamalan consigue recrear de manera fiel todo el universo de fantasía que representa la serie, donde el mundo se divide en naciones y cada una de ellas tiene maestros que dominan cada uno de sus elementos, el país del fuego, de la tierra, del agua, y los nómadas del aire. Cada generación nace un Avatar, que es el único capaz de dominar todos los elementos y que es el que trae el equilibrio entre las naciones. Hasta que el Avatar desaparece y la nación del fuego conquista todos los territorios.

Un siglo más tarde empieza nuestra historia, cuando dos hermanos de una tribu del agua encuentran dentro de una esfera de hielo al Avatar, un niño maestro del aire llamado Ang, al cual acompañarán en su viaje para aprender a dominar el resto de los elementos y enfrentarse a la nación del fuego que les seguirá los pasos.

Este film adapta toda la primera temporada de la serie animada, unos 20 episodios de unos 20 minutos de duración, con lo cual tenemos casi siete horas de serie que hay que recortar en menos de dos. Y aquí es donde Shyamalan falla estrepitosamente, en la difícil tarea de condensar todo y de darle a cada personaje su momento de lucimiento. El Último Guerrero es un film apresurado que va de un lado a otro sin poder explayarse mucho en cada escenario, aunque pese a todo se mantiene fiel a la serie. Pero da la sensación de que han cogido y recortado los momentos más importantes y relevantes y lo han pegado todo sin mucho tino. Eso se nota sobre todo cuando los diálogos son de tan solo 4 o 5 frases los más largos. No hay un intercambio suficiente de palabras que justifiquen las decisiones que toman o sus acciones, con lo cual uno tiene la sensación de que la cosa avanza sin ton ni son.

Pero no solo es ese el problema del film, sino también unos actores muy sosos incapaces de llenar sus personajes, la pareja de hermanos, él apenas tiene protagonismo y su historia de amor con la princesa, que está en la serie, es un claro ejemplo de lo que os contaba antes de precipitación y falta de tiempo para desarrollar las tramas, y a ella le falta fuerza y carisma, aunque vale que en este caso su doblaje se lleva la peor parte. Dev Patel, que encarna al malvado príncipe Zuko está sobreactuado. Yo por salvar, salvaría al niño que hace de protagonista, que aunque no lo tenía nada fácil, al final acaba medio convenciendo, que visto lo visto, ya es mucho. Pero sin duda hay que destacar al único adulto con algo más de protagonismo del film, que es el tío y mentor del príncipe, que es único capaz de dar a su personaje la consistencia y el aporte necesario para resultar convincente y sacar todo el partido de su personaje, y que sin duda está muy por encima del resto.

Pero no todo es malo, el film tiene una primera parte muy atropellada que mejora algo cuando llegan a la fortaleza de agua, donde la historia se desarrolla un poco más y se calma, y la gran batalla final consigue tener algo de épica, aunque queda muy lejos de por ejemplo la espectacular escena de la batalla del Abismo de Helm de Las Dos Torres. Shyamalan rueda escenas de acción cargadas de efectos especiales con los maestros invocando sus elementos que llegan a convencer y resultar visualmente agradables, aunque hay que admitir que corría el riesgo de caer fácilmente en el ridículo.

Los que como yo conocíamos la serie de antemano y la habíamos visto, hemos podido disfrutar de una adaptación del particular universo de fantasía de lo más fiel y de una historia que hace lo mismo, pero a la que sin duda le falta al menos una hora de metraje para resultar coherente y convincente. Si Peter Jackson hubiera tenido que hacer cada parte de su trilogía de ESDLA de una hora y cuarenta minutos otro gallo hubiera cantado, así que supongo que Shyamalan ha hecho lo que ha podido con tanto material, con lo que una edición extendida en DVD sería una opción a tener muy en cuenta para que el film ganara unos cuantos enteros.

La crítica norteamericana, que siempre espera con los cuchillos afilados cualquier nuevo trabajo del director, no ha tenido clemencia con el film y lo ha machacado a base de bien. Personalmente creo que no es para tanto, dista mucho de ser redondo, claro, pero básicamente es un problema de no disponer de tiempo para profundizar todo lo que el film necesitaba en sus personajes y en poder desarrollar la trama de manera más calmada.


8 comentarios

Deja un comentario
  1. Arzakon
    Arzakon 10 agosto, 2010, 19:28

     
    Un 99% de acuerdo con esta crítica. No creo que Zuko esté sobreactuado, lo que pasa es que todos los demás son tan sosos que quizás destaca "demasiado". A parte de este apunte, todo lo demás es idéntico a lo que pienso yo.
    Estoy deseando ver una posible versión extendida de la película. No sabes como.

     

    Responde a este comentario
  2. Paco
    Paco 10 agosto, 2010, 20:56

    Estoy bastante de acuerdo con la crítica, aunque yo no veo tan mal a los actores, me gusta ese tono reposado que le da Shyamalan a las interpretaciones de sus actores, si bien es cierto que a los actores más jóvenes les cuesta más definir unas interpretaciones más profundas. Es una película de fantasía que se toma en serio a sí misma, sin chistecitos ni tonterías (hasta las de El señor de los anillos tenían humor). Es una pena que estas buenas intenciones no se hayan podido materializar en un film más redondo precisamente por ese metraje tan apresurado, es curioso porque Shyamalan es un director de películas con ritmo reposado y este film sin embargo peca de excesiva rapidez. No siempre la fidelidad es buena, así que la solución era o bien hacer una película de 3 horas o bien cambiar cosas para que no se note que el guión es un empastado de diversas cosas que hay que meter "porque sí". Lástima que el Shyamalan más comercial no haya acabado funcionando del todo, aún así espero que pueda hacer las secuelas de este film.

    Responde a este comentario
  3. Fede
    Fede 11 agosto, 2010, 06:39

    No se pueden tener a los crios 3 horas en el cine, y esta película (por estar basada en una serie de dibujos) estaba destinada principalmente a ellos. Yo, sin conocer la serie, comparto con vosotros la opinión de que es atropellada en exceso, especialmente la primera mitad. Ahora bien… 8% de aceptación en Rotten Tomatoes? Por favor, tampoco exageremos. Como bien dices, Dragon (no es peloteo, pero la crítica la has "clavao") una vez llegan a la fortaleza del agua, el film llega a su culmen visual, con unas imágenes bellísimas. y es que otra cosa no, pero los efectos, criaturas y escenarios desprenden un ciero aire de maravilla que yo personalmente no esperaba.
     
    Es lamentable que el film tenga problemas básicos, especialmente los protagonistas. Y tengo que disentir en algo: a mí el que más insufrible me resultó fue el mismo protagonista y su doblaje castellano, y eso es grave. No sé si existe o existirá una versión extendida, pero aun así y todo, tal y como es la película le da mil vueltas a La Brújula Dorada con la que ha sido injustamente comparada. Al menos esta es un dulce para los sentidos, y quien no se emocione con la música de James Newton Howard es que no tiene sangre en las venas (raro que nadie lo haya mencionado antes). Algo es algo.
     
    Y para terminar, tal vez no es este el sitio para hacerlo, pero tengo que recomendar el sleeper indie del verano a todos los que leen este foro: ya sé que está disponible para descargar, pero id al cine a ver Las Vidas Posibles de Mr. Nobody, una pequeña y desconcertante maravilla salida de vete tú a saber donde, pero que necesita de nuestro apoyo, los amantes del cine fantástico con algo más. Películas como esta y como Origen me las tragaba yo sin descanso…

    Responde a este comentario
  4. dragón negro
    dragón negro 11 agosto, 2010, 09:42

    Arzacon, puede que tengas razón y ese sea al problema.

    Paco yo tambien espero que se hagan las secuelas, aunque no se yo.

    Fede, Mr. Nobody es un peliculon, ya lo dije en su día cuando la vi en Sitges que me pareció de lo mejorcito.

    Responde a este comentario
  5. eleazar
    eleazar 11 agosto, 2010, 14:53

    gracias a ud sr dragon negro descubri "The Fountain" e "Ink", de una simpleza y belleza inconmensurables, que se transformaron en un diario propio donde uno vuelve a estas peliculas en sus momentos de flaqueza para recordar la esencia de la vida.
    por favor le pido haga critica de MR.NOBODY, y contagie a otra gente, lector habitue o pasajero, k tambien estaran agradecidos al verla

    Responde a este comentario
  6. dragón negro
    dragón negro 11 agosto, 2010, 16:30

    Vuelvo a repetir que la crítica correspondiente de Mr. Nobody ya la hice en octubre del año pasado, cuando la vi en el Festival de Sitges, tenéis el enlace aquí:

    http://www.masalladeorion.es/2009/10/mas-alla-de-sitges-vi-bad-lieutenant-the-eclipse-metropia-y-mr-nobody.html

    Responde a este comentario
  7. Fede
    Fede 12 agosto, 2010, 04:56

    Ya decía yo que me sonaba de haberla visto comentada aquí, pero no recordaba si era como una noticia o similar, sorry…

    Responde a este comentario
  8. Cosa
    Cosa 12 agosto, 2010, 15:08

    Pues yo la ví anoche .. y pese a toda la ilusión del mundo con que fuimos.. (quizás ese es siempre un gran handicap y más despues de haber visto la serie original) no pude evitar pensar que estaba viendo un raruno y largo capítulo de las aventuras de Hercules.
    PD: al igual que eleazar.. gracias sinceras por compensar y seguir descubriendonos buenas pelícuías!

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com