Crítica: Adele y el Misterio de la Momia

No entiendo que es lo que impulsa a coger un material tan interesante como un comic de misterio y aventura serio y transformarlo en una comedia ridícula plagada de humor absurdo y con bien poca gracia. Pues eso es lo que nos propone Luc Besson en la adaptación de Adele Blanc-Sec, un completo despropósito que no hay por donde cogerlo.

Adele Blanc-Sec es una periodista especializada en meterse en líos, que está buscando una legendaria momia que había sido el doctor de Ramses II para que la ayude a salvar a su hermana de un malogrado accidente. Toda esta línea argumental es risible a más no poder, que una momia sea la única capaz de curar a una persona y que la mayor esperanza que tenga el personaje es resucitarla. Paralelamente, un huevo de Pterodáctilo se abre en el Museo de Historia Natural liberando a su huésped que sembrará el caos entre la población de Paris.

Aunque el film empieza con dos prólogos bastante acertados de las dos tramas argumentales que tendremos, pronto se empieza a desviar y a centrarse más en un tono de comedia y de parodia que no encaja de ninguna manera y que acaba haciéndose insufrible. Tenemos escenas directamente estúpidas y tan tontas como los intentos de Adele de sacar de la cárcel a un amigo suyo.

La caracterización del personaje de Adele pasa por ser directamente ridículo a irritante, por mucho que Louise Bourgoin este guapísima, no se libra de resultar inaguantable a la larga, y a pesar de la buena factura visual que tiene el film y de unos bastante logrados efectos especiales el film se diluye en su intento de hacernos participe de una trama plagada de gags ingenuos y facilones, a los que no hay forma de verle la gracia, más bien se diría que parece destina a un público infantil que a cualquier otra cosa.

El film va cogiendo algunas cosas del comic, alguna escena y en líneas generales los puntos de partida de las tramas, pero acaba siendo una adaptación bastante libre en su desarrollo y sobre todo en su forma. Lo que debería haber sido una especie de versión en femenino de Indiana Jones, se queda en tan solo una burda parodia de Lara Croft de época.


10 comentarios

Deja un comentario
  1. Turrican
    Turrican 14 septiembre, 2010, 17:51

    Y que esperabas, si ya se veia venir en el trailer

    Responde a este comentario
  2. Fede
    Fede 14 septiembre, 2010, 18:21

    La verdad es que a mí la película no me sentó tan mal. No me he leido los cómics así que no sé hasta qué punto esta adaptación le hace justicia o no, pero sí que tuve muy presente desde el comienzo que el tono general del relato sería ligero y desenfadado, lo cual a mí no me desagradó en absoluto, es más, yo lo que pido a una película es que sea fiel a sí misma, coherente con su propia lógica interna, y esta lo es.
     
    Otra cosa es que nos engañen las espectativas (en este caso alentadas por un título castellano y una publicidad engañosa)  y claro, si nos cambian la búsqueda de tesoros por comedia física, pues no es de extrañar la decepción. De hecho esta superproducción (para los estandares del cine francés) ha fracasado en la taquilla de su propio país. Pero aun así yo creo que la propuesta de Besson es honesta, con aspecto visual retro magnífico y una protagonista muy adecuada. Es más de lo que se puede decir de Resident Evil 4, que la ví en el mismo día, toda ella con muchísima más acción y frenesí, y sin duda muchísimo más fallida, prefabricada y mediocre.
     
    Todo esto no quiere decir que la película de Adele Blanc-Sec sea una de esas películas "por las que morir", sólo digo que es bastante más apreciable de lo que se dice. Se le puede achacar irregularidad a la hora de integrar sus tramas (se nota que hay más de un relato adaptado aquí) y desde luego Luc Besson no se puede comparar en absoluto con sus dos referentes, a saber, por un lado el Spielberg etapa Amblin (con El Secreto de la Pirámide a la cabeza), y por otro su compatriota Jean Pierre Jeunet. No en vano, algún crítico francés ha apodado a Adele, tal vez de manera rimbombante, como "hiper Amelie". Y es que la imitación/homenaje a Jeunet (flashbacks, personajes estrafalarios pero apreciables, voz en off, narración en paralelo) le sale bien sólo a veces.
     
    Pero como digo,  disfrutable para quien sepa lo que va a ver y sin demasiados prejuicios.
     
    Salu2

    Responde a este comentario
  3. vampyr
    vampyr 14 septiembre, 2010, 20:04

    A Luc Besson no le va la fantasía/ciencia ficción, ya lo probó con el bodrio de El quinto elemento, mezclando ciencia ficción y humor, para un resultado lamentable. ¿Que se podía esperar de esto?

    Responde a este comentario
  4. Dienekes
    Dienekes 14 septiembre, 2010, 21:18

    A mi tambien me parecio un truño impresionante. Completamente de acuerdo con los comentarios de Dragon Negro.
    Por poner un ejemplo "The Mummy" de Stephen Sommers es mil veces mejor.

    Responde a este comentario
  5. Pliskeen
    Pliskeen 15 septiembre, 2010, 18:15

    Si bien no me convenció, he de decir que tampoco me disgustó tanto. Lo que sí creo es que nos la vendieron mal, y esto más que una película de aventuras es una surrealista comedia de corte fantástico.
    Saludos 😉
     
    P.D.: El quinto elemento…. Peliculón!!

    Responde a este comentario
  6. dragón negro
    dragón negro 15 septiembre, 2010, 20:05

    Si que esperaba que hubiera un factor importante de humor, pero no que fuera tan simple como el que me encontré ni que tampoco fuera el tono predominante en el film.

    Ya que ha salido el tema, El Quinto Elemento tambien tiene un gran componente de humor, quizas demasiado y en algún momento algo desfasado, pero en su conjunto esta bastante bien metido en el film y se complementa con las dosis de acción, algo que a mi parecer aquí no pasa.

    Responde a este comentario
  7. Pliskeen
    Pliskeen 15 septiembre, 2010, 21:18

    Ciertamente, EQE tiene su humor, y es alocado, pero es tremendamente divertido! Al  menos a mi en la película de Willis no me chirriaba, y sigo pensando que es una de las películas de acción y ci-fi más curiosas y originales que se han hecho nunca. Lástima que no se convirtiera en trilogía como pretendía Besson.

    Aquí el problema no es tanto que el humor sea predominante, que lo es, sino que la mayoría de veces resulte ridículo e infantiloide. Y si no se acompaña de buena aventura, aún pesa más. Además, creo que tener un archivillano le hubiera venido de perlas, pero parece que esa no era la idea de Besson, por lo que la aprición de un irreconocible Amalric se queda en nada (totalmente desaprovechado)
     
    No sé, creo que tiene una historia y un perosnaje con potencial, y no han sabido llevarlo a buen peurto. De hecho, creo que el tono no ha sido el adecuado, aunque quizás sea porque la obra de Turdi es así (y eso si que ya no lo sé)
     
    😉

    Responde a este comentario
  8. Pliskeen
    Pliskeen 15 septiembre, 2010, 21:19

    Tardi, perdón.

    Responde a este comentario
  9. Dienekes
    Dienekes 16 septiembre, 2010, 13:31

    Ya que ha salido el tema, El Quinto Elemento tambien tiene un gran componente de humor, quizas demasiado y en algún momento algo desfasado, pero en su conjunto esta bastante bien metido en el film y se complementa con las dosis de acción, algo que a mi parecer aquí no pasa.
    X2

    Responde a este comentario
  10. TVkk
    TVkk 17 septiembre, 2010, 02:54

     tal y como esta la pequeña pantalla esto es Shakespeare

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com