Crítica: 24 Exposures

Crítica: 24 Exposures

24 Exposures es un pequeño thriller erótico independiente dirigido por Joe Swanberg que tiene la particularidad de estar protagonizado por el tándem creativo formado por Adam Wingard y Simon Barret, director y guionistas de películas como You’re Next o The Guest. Desde luego, que se dediquen a dirigir y a escribir guiones, que lo hacen muy bien, porque como actores creo que no se ganarían mucho la vida.

Wingard interpreta a Billy, un fotógrafo que está realizando una serie de fotografías centradas en asesinatos, con modelos simulando su muerte ligeras de ropa. Junto a su mujer, que le ayuda en su trabajo tienen una muy buena relación con Callie, la modelo con la que Billy más trabaja. Por su lado, Barret interpreta a un policía en horas bajas, abandonado por su mujer y en depresión, que investiga un caso de asesinato de un par de modelos cuyas pistas le acaban llegando hasta Billy.

24 Exposures es un film que de entrada dura bien poquito, y que tiene uno de los mejores diseños de títulos de créditos del año, realmente valen la pena. Tiene una trama que sin tirar muchos cohetes llega a enganchar, el trabajo de fotografía de Billy es lo bastante interesante y llamativo como para incluso ocupar más espacio que la trama de asesinatos que durante un rato intriga pero que luego su resolución es bastante obvia.

Hay un elemento sexual muy importante en la película, que creo está abordado de una manera muy natural y sin complejos, enseñando bastante pero sin darle mucha más importancia de la que tiene. No pretende en este aspecto la película potenciar su faceta erótica, que la tiene justita, sino que nos muestra un particular mundo de la moda underground abierto donde enseñar los pechos es de lo más normal. Hay que remarcar que las chicas protagonistas, sin ser nada del otro mundo, son mejores actuando que Wingard y Barret, cosa que por otra parte tampoco es demasiado difícil.

En el fondo, parece como si un grupo de amigos se hayan reunido para rodar un thriller entre ellos, y con cuatro duros y pocos medios han conseguido hacer algo que realmente tiene bastante cara y ojos para todo aquel que quiera acercarse a algo muy pobre en recursos y dinero pero rodado con muy buenas intenciones y que resulta ser algo fresco y curioso de visionar.

merece la pena

 

 

24 exposures new poster


Etiquetas en este artículo:
Merece la pena

2 comentarios

Deja un comentario
  1. Alvaro
    Alvaro 24 septiembre, 2014, 23:03

    De verdad te gusto??…. yo la encontre bien malita, los desnudos funcionan en plan “carta comodin” cada vez que necesitaban relleno….

    no recomendable bajo ninguna circunstancia (exceptuando la escena de la ducha)

    saludos

    Responde a este comentario
  2. dragón negro
    dragón negro Autor 25 septiembre, 2014, 09:56

    Hola Alvaro!!

    A mi no me desagradó, creo que hay que ver la película con un poco de condescendencia, es algo realizado con pocos medios, poco presupuesto, visualmene pobre y desde luego que no es un películon pero es algo diferente, alejado de lo que seria una producción normal a lo que estamos acostumbrados que yo creo merece la pena por lo experimental y natural de su propuesta.

    Un saludo!!

    Responde a este comentario

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado
Campos obligatorios marcados*

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com